Mi Carrito (0)
Enviar una consulta

¿Cómo planificar un jardín perfecto cerca de tu casa?

Nuestra casa de madera (ver aquí las casas de madera) puede complementarse perfectamente con un jardín. Sin embargo, lograr un espacio como este, según nuestros deseos, requiere de trabajo, esfuerzo y también mucha dedicación. Sin embargo, al final nos daremos cuenta que vale y mucho.

No obstante, antes de lanzarse a la aventura de construir el jardín de nuestros sueños, primero es importante el establecer un plan que nos permita llevar a cabo todos los proyectos que tenemos en mente. De esa manera, todo el proceso será ordenado y sin contratiempos.

Por lo tanto, siempre es importante considerar una serie de aspectos que son vitales como el drenaje, el acceso al agua, las flores y plantas que quieres para ti, el clima en el que te encuentras y hasta el diseño de tu hogar. Cada factor ayudará a que tus exteriores se conviertan en un paisaje de ensueño.

1. Determina bien lo que tienes a la mano:

Antes de comenzar con las compras o con los trabajos en general, es importante que sepas bien qué es lo que tienes y cómo puedes jugar con eso. Una buena forma de hacerlo es dibujando un mapa de tu jardín, las dimensiones que tiene y la distribución de los árboles y arbustos que puedan estar en el lugar. Incluso, hasta puedes ayudarte con fotografías para tener una imagen más clara al momento que decidas hacer la planificación.

El mapa puede ser tan formal –o informal- como desees. Puedes hacerlo en un papel cuadriculado para tener una mejor idea de las dimensiones, o hacer un boceto sencillo con líneas simples. Todo dependerá de tu comodidad.

Ahora bien, con el mapa procede a dibujar la distribución de los elementos que te gustaría incluir. Desde las plantas, hasta los accesorios de jardín. De esa manera, tendrás una mejor perspectiva del espacio que puedes aprovechar.

2. Busca el diseño que te gustaría incluir:

Luego de determinar lo que tienes disponible para trabajar, entonces hay que proceder a escoger cuál es el mejor diseño que trabaje en función a tu casa de madera y así lograr una imagen coherente y armoniosa.

¿Te gustaría tener un jardín estilo oriental? ¿Prefieres un diseño más bien tradicional? ¿Tienes pensado incluir un pequeño huerto? ¿O más bien buscas un sitio para descansar y compartir con amigos? En cualquier caso, es necesario definir tus necesidades para que puedas conjugarlo con el diseño que te gustaría lograr.

3. Toma en cuenta los materiales que te gustaría incluir en el proceso de construcción:

Luego de comprender el espacio que tienes disponible en el jardín, así como el diseño final, entonces llega el momento de tomar en cuenta los materiales que deberán intervenir en el proceso de construcción.

Hay múltiples opciones para propietarios porque existe mucho por escoger: la madera siempre es una gran alternativa y la piedra (incluyendo el ladrillo), también hacen una buena pareja con el aspecto rústico de nuestra casa. Asimismo, también es importante contemplar otros tipos de componentes en el caso de que se decida hacer un huerto o se proceda a la instalación de una fuente.

4. Escoge las plantas y flores que quieras incluir:

¿Recuerdas lo que te mencionamos sobre establecer un plan? Pues bien, la compra de plantas y flores es la forma de ver, con un poco más de claridad, el resultado que obtendrás en tu jardín de ensueño.

Esta parte es, sin duda, divertidísima porque se trata de explorar lugares con el fin de escoger las mejores opciones para ti. Desde semillas de hierbas aromáticas, hasta árboles, cuentas con un crisol de opciones.

Eso sí, es necesario tomar en cuenta que debes priorizar el clima en el que te encuentras para que puedas diseñar los cuidados que necesitan tus plantas, sea en invierno como en verano. En este caso, los diseñadores de jardines recomiendan escoger una vegetación que sea autóctona, puesto que será más fácil encontrar los implementos para los cuidados necesarios.

Por otro lado, también mencionamos algunos aspectos que debes tomar en cuenta si optas por plantar vegetales y/o flores:

-Vegetales: a diferencia del resto de los jardines, los huertos necesitan de supervisión constante porque necesitan ser desmalezados y regados cada cierto tiempo. Asimismo, hay que prestar atención en el control de plagas para que no se pierda la cosecha y no nos veamos en la necesidad de interrumpir el ciclo.

-Flores: sin duda, las flores son los acentos más hermosos para el jardín. En este caso, los expertos recomiendan ubicar este tipo de vegetación cerca de ventanas o puertas para que sirvan como espacios de transición entre la casa y el jardín en sí. De hecho, de esa manera se crea un marco perfecto que invita a disfrutar de los exteriores durante todo el año.

5. Selecciona los muebles que te gustaría agregar:

Uno de los toques finales viene por medio del mobiliario, ese que servirá para relajarnos, disfrutar de lo que tenemos en nuestro jardín y también para que nuestros invitados se sientan cómodos y bien recibidos.

En el caso de los mobiliarios es necesario que busques los implementos y materiales para proteger estos accesorios, ya que estos permanecerán en los exteriores la gran cantidad de tiempo. Debido a la exposición del sol y la lluvia, siempre es bueno estar al tanto del mantenimiento para que no suframos dolores de cabeza después.

Ahora, por otro lado, también podemos incluir la construcción de terrazas y de espacios específicos para actividades como para la elaboración de fogatas y parrillas durante el verano. Sí, probablemente requiera un poco de inversión extra, pero también ayudará a que el jardín se vea más increíble de lo que está. ¡Haz la prueba!

Un jardín es un oasis para los amigos y para la familia, así que vale la pena hacer el esfuerzo necesario para que los trabajos se hagan bien y con calidad que requieren. Además, si quieres estrenarlo en su mejor momento, te recomendamos que comiences hacerlo durante el invierno, para que tengas todo lo necesario para plantar en la primavera.