Mi Carrito (0)
Enviar una consulta

Mantenimiento del producto

Ícono de teléfono azul
Abierto
Abierto hoy 09:00 AM
Lun-Vie de 9:00 a 18:00

Equipo de Ventas

Una casa de madera, un edificio de jardín o un garaje bien mantenidos pueden durar décadas o incluso toda la vida. Sin embargo, para asegurar la longevidad de su construcción recién construida y evitar que sufra daños, la estructura debe cuidarse de manera adecuada y someterse a trabajos de mantenimiento regulares, que son esenciales también a efectos de la garantía.

Tratamiento de la construcción de madera

Una de las prácticas de mantenimiento de casas de madera más eficaces, como, por ejemplo, un tratamiento regular y oportuno de su casa de madera o edificio de jardín con un revestimiento de alta calidad, protegerá la estructura de:

• La putrefacción, el moho, la decoloración y los daños causados por los insectos; 
• Los daños causados por el sol, que pueden provocar la rotura de los troncos de madera. 

Consejos para garantizar la longevidad del edificio con tratamiento de madera:

• Aplique el tratamiento en cuanto se instale el edificio de madera y con regularidad posteriormente (al menos una vez al año, dependiendo de la calidad del revestimiento). 
• Asegúrese de aplicar una capa extra de revestimiento en los lugares en los que la humedad tiende a acumularse más: en las zonas de enclavamiento de las paredes, en las molduras de apoyo de las ventanas y puertas y en los tableros para el viento.
• Aplique el tratamiento solo sobre una madera completamente seca. Si la construcción se mojó durante la instalación (por ejemplo, debido a la lluvia), espere hasta que esté completamente seca. De lo contrario, se corre un gran riesgo de que la madera se vea afectada por el moho.
• Utilice un tratamiento a base de aceite y no comprometa su calidad. El revestimiento de la madera es un paso clave para garantizar la longevidad de su estructura de madera.

Deformaciones estructurales naturales (temporales)

Cuando se ve afectada por la humedad externa (por ejemplo, una lluvia intensa) y las fluctuaciones de temperatura, la madera de conífera puede encogerse y expandirse. Se trata de un proceso natural que puede dar lugar a deformaciones estructurales temporales y que deberían resolverse por sí solas en un breve periodo de tiempo. Una vez que los niveles de temperatura y humedad vuelvan a la normalidad, la estructura volverá a su estado original. 

Tenga en cuenta que esto no tiene nada que ver con la calidad de la construcción, ya que se trata de una característica de la madera natural. Si ha experimentado humedad persistente en su casa de madera, asegúrese de ventilarla bien para que la madera vuelva rápidamente a su estado anterior.

Fisuras y grietas en la madera

Los cambios de temperatura también pueden provocar grietas repentinas en la madera. Si la construcción de madera recibe de manera continua mucha luz solar directa, existe una alta probabilidad de que aparezcan grietas. Esto no compromete la integridad de su construcción de madera y es un hecho completamente normal definido por las propiedades de este material de construcción natural: la madera. 

Protección contra el moho

Si su edificio de madera se ve afectado de manera continua por una humedad persistente que no se ventila adecuadamente, podría dar lugar a la formación de moho. Esto no es ni saludable para su bienestar ni bueno para la propia estructura de madera. Una forma de prevenir el moho es mantener un nivel de humedad bajo, lo que puede resultar bastante difícil, sobre todo teniendo en cuenta las duras condiciones meteorológicas que son imposibles de evitar.

Una opción más práctica es garantizar una ventilación adecuada. Si aparece moho en la madera a pesar de sus esfuerzos por evitarlo, ¡no se preocupe!, existen productos para la eliminación del moho que puede encontrar en cualquier tienda de bricolaje.

Importancia de una base nivelada y seca

Los cimientos del edificio de madera desempeñan un papel fundamental en la longevidad y la corrección estructural del edificio. Tanto si decide utilizar losas de hormigón, cimientos de madera, pedestales ajustables o una base de hormigón, lo primero y más importante es que los cimientos estén nivelados.  

Una base desigual afecta negativamente a la solidez de la construcción y tiende a acumular agua, lo que provoca una gran humedad y moho, tablas hinchadas y otros daños estructurales. Para garantizar el perfecto estado de su construcción de madera, no instale una estructura de madera sobre una base húmeda: espere a que esté completamente seca.

Ajuste de ventanas y puertas

Otro aspecto importante que hay que tener en cuenta es el ajuste adecuado de las ventanas y puertas. Debido al asentamiento natural de los marcos de madera, es posible que experimente dificultades al abrir y cerrar las ventanas y puertas. 
Los huecos de las ventanas y puertas se dejan intencionadamente más grandes que las propias ventanas y puertas, por lo que notará algunos huecos en esta zona una vez montada la estructura. 

Para garantizar una experiencia de apertura y cierre sin problemas, asegúrese de ajustar cuidadosamente las ventanas y puertas con las bisagras y deje pasar al menos dos años para que la madera se asiente antes de aplicar cualquier agente aislante (como espuma expansiva) en los huecos.

Evitar el exceso de humedad en ventanas y puertas

El exceso de humedad puede provocar el alabeo de las ventanas y puertas: con el tiempo pueden aparecer huecos y deformaciones entre la hoja de la ventana y el marco, permitiendo que la temperatura exterior afecte a su confort térmico. Para evitarlo, una vez montada la estructura, asegúrese de recubrir a fondo la zona de las ventanas y puertas con una capa de fondo o imprimación y dos capas de tratamiento protector.

Si su puerta ya ha empezado a deformarse pero actúa con rapidez, es posible que se pueda arreglar:

• Desmonte la puerta y elimine cualquier tratamiento en la parte superior o inferior con papel de lija. 
• Póngala en el suelo y evalúe el daño general. Si no es demasiado grave, puede colocarla en un asidero y sopesar los lados. 
• Evite los daños colocando un paño entre la puerta y los pesos. Esto debería devolverla a su sitio en uno o dos días. Si está muy doblada, tendrá que poner toallas húmedas en las zonas afectadas para reintroducir la humedad y permitir que la puerta se relaje. 
• Una vez que esté recta, podrá volver a colgarla. Trate todas las puertas y la madera sin terminar con una imprimación y un tratamiento de buena calidad para prevenir futuros problemas. Esto asegurará la longevidad de cada puerta o ventana.

La importancia del mantenimiento para los requisitos de la garantía

Todas nuestras construcciones cuentan con una garantía de 5 a 10 años (se aplica una garantía de 5 años a las construcciones de jardín más compactas, que cubren menos de 20 m2 de espacio interior y menos de 44 mm de grosor de pared). La garantía se aplica únicamente a las estructuras que se someten a un mantenimiento regular, como por ejemplo:

• Revestimiento inicial de la madera (en el interior y en el exterior) y reaplicación anual de conservante a base de aceite o pintura con una cobertura de 80-120 micras.
• Se garantiza una ventilación completa, oportuna y regular para que el nivel de humedad no supere el 50 %.

 

¿Quiere saber cómo conservar su edificio de madera y asegurar su longevidad? Nuestro equipo está siempre dispuesto a darle los mejores consejos. ¡Hablemos en detalle sobre el mantenimiento de nuestros productos! Llámenos hoy mismo al +34937379323