¿ Necesita algun consejo ? +34937379323 Abierto! Cerrado!
¿ Una llamada ? Enviar una consulta

Cómo construir una casa de madera en verano

Prácticas, cómodas y personalizables: esas son sólo algunas de las características que definen las casas de madera. De hecho, se estima que este tipo de construcciones están en boga porque son más amigables con el ambiente y, por si fuera poco, no exigen demasiado trabajo.

Sin embargo, siempre hay que tomar en cuenta una serie de consideraciones para que el proceso de construcción tenga éxito y no contratiempos, sobre todo cuando deseas hacerlo durante el verano.

Esta temporada del año será perfecta para que la estrenes y compartas con los tuyos. Así que antes de ponerte en manos a la obra, pilla primero estas recomendaciones para que lleves a cabo la tarea sin problemas.

Algunos elementos esenciales que te ayudarán a construir tu casa de madero en verano:

1. El terreno que servirá de base para la construcción:

Primero lo primero, antes de lanzarse a la aventura de construir es necesario tomar en consideración el terreno en donde descansará la construcción. Si no queremos problemas a futuro, es importante hacer un análisis del lugar en cuestión. Para ello, necesitas tomar en cuenta dos aspectos fundamentales: la nivelación y los cimientos que permitirán la construcción del resto de la estructura.

Por lo tanto, al tener cubierto este aspecto, será mucho más sencillo comenzar con el resto de la construcción y así contar con un proceso más sencillo y menos laborioso.

2. Materiales de calidad:

Sí, es cierto que el verano es una temporada estupenda para pasarla bien con los amigos, entre carne asada y reuniones. Sin embargo, puede implicar también un reto importante, sobre todo cuando hablamos de casas de madera.

El calor, la iluminación y hasta la exposición a fuentes de agua puede comprometer la integridad de nuestra estructura, así que los expertos recomiendan que lo mejor es optar por materiales de la más alta calidad para que no tengamos que sufrir dolores de cabeza a futuro.

Se trata de una inversión importante que debemos hacer y, si bien puede ser costoso al principio, es un gasto que valdrá la pena y eso lo notaremos con el paso del tiempo.

3. Los elementos arquitectónicos:

Como mencionamos en una ocasión, el uso de una casa de madera también juega un papel primordial que debemos tomar en cuenta. Si queremos que nuestra construcción esté destinada para compartir y disfrutar, entonces hay que prestar atención a lo siguiente.

En términos generales, el calor es uno de los mayores inconvenientes, así que hay que proveer de ventanas que permitan la correcta ventilación del espacio. Eso también contribuirá a dar un aspecto más íntimo y agradable.

4. Aislamiento:

El punto anterior también da pie a otro aspecto que no debemos olvidar: se trata del aislamiento de nuestra casa de madera. La frescura es la clave y necesitamos de este factor para lograrlo.

Entonces, ¿cuáles son las mejores opciones al alcance? Bien, debido al auge de las casas de este tipo, es posible encontrar una interesante variedad de opciones en cuanto a calidad y capacidad del bolsillo. Al respecto, hay una lista interesante que vale la pena estudiar:

-Corcho: se le considera uno de los mejores materiales al respecto porque, además, es resistente al agua y sirve de aislante acústico. No obstante, tanto el material como la instalación son costosas.

-Fibra de madera: resulta una de las mejores opciones porque es un tipo de material reciclado que es también es efectivo en cuanto a permeabilidad.

-Polietileno: ¿interesado en adquirir materiales económicos y, de paso, buenos con el ambiente? Entonces el polietileno es perfecto porque conjuga bastante bien ambas características.

-Lana mineral: se estima que es uno de los aislantes más higiénicos que existen porque evita la proliferación del moho y de demás hongos. Por si fuera poco, también tiene la garantía de protección frente a incendios, de manera que hay pocas probabilidades de que se pierda la totalidad de la estructura.

Deja un comentario