¿ Necesita algun consejo ? +34937379323 Abierto! Cerrado!
¿ Una llamada ? Enviar una consulta

Cabañas Con Aislamiento Incorporado: Calentando El Espacio Vital

Actualmente, los desafíos del calentamiento global y el incremento de los costes de calefacción hacen que la mejora de los sistemas aislamiento se convierta en algo esencial para cualquier edificio (ver aquí las cabañas de madera con aislamiento incorporado). Sin embargo, surge una pregunta: ¿qué tipo de aislamiento y qué materiales debo elegir?

Cuando las tareas de aislamiento no corren a cargo de un especialista, recomendamos el uso de aislante en rollo, mejor que a granel. En cuanto a los materiales, puede tomar en consideración cuestiones ecológicas y de salubridad antes de elegir entre los aislantes sintéticos o los de tipo mineral.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que los aislamientos para cabañas de madera tienen, en general, dos características principales: puentes térmicos y permeabilidad al agua. Los puentes térmicos son esas zonas sensibles, especialmente en las junturas, donde el calor se disipa en mayor medida, y son motivo de preocupación para cualquier "buen aislante". La mejor solución para resolver este problema consiste en aislar el exterior de las cabañas, como acostumbran a hacer los escandinavos y los alemanes. La principal desventaja de este sistema reside en el hecho de que modifica considerablemente la apariencia de cabaña de madera con aislamiento, impidiéndole "respirar".

Si prefiere una casa con "respiración" propia, con buen aislamiento pero con paredes que permitan la evaporación, elija un sistema de aislamiento interior. Si su cabaña de madera aislada todavía no "respira", es muy probable que necesite ventilación mecánica para prevenir la aparición de corrosiones y de hongos dentro de la cabaña.

Estas plagas causan problemas añadidos: estropean el aspecto de la construcción y debilitan la estructura de la madera. El mantenimiento de una cabaña de madera aislada exige un esfuerzo adicional tanto en cuidados como en inversión. Por eso lo mejor es contratar a especialistas cualificados, o simplemente elegir una cabaña de madera con aislamiento incorporado de fábrica.

Si comparamos la apariencia de las cabañas de madera aisladas con las que no tienen aislamiento alguno, es posible que no veamos ninguna diferencia, pero sí que notaremos las variaciones de temperatura en las estaciones frías, cuando hay que encender la calefacción.

Deja un comentario