Mi Carrito (0)
Enviar una consulta

¿Por qué necesito tener un cimiento para la casa de jardín?

Una subestructura estable es la base de todo edificio. La extensión y la solidez de los cimientos depende del tamaño y el tipo de uso, así como del lugar de construcción existente.

Después de todo, el suelo es móvil y depende de las condiciones climáticas para que varíe su estado (lluvia, heladas, fluctuaciones de temperatura), haciéndolo subir y bajar o hundirse. Si no hay una base estable, las paredes, puertas y vigas se moverán. La humedad del suelo también se mueve hacia adentro si no hay una superficie sólida. Lo que hace que, una base estable sea imprescindible para proteger y soportar la casa de jardín, especialmente aquellas casas de jardín habitables.

Beneficios

+  Firmeza

+ Seguridad y estabilidad

+ Fácil montaje de la casa de jardín en suelo sólido

+ Mayor vida útil

+ Mejor apariencia (sin huecos ni grietas)

¿Cómo hacer los cimientos de una casa de jardín?

La clave está en una buena planificación

La subestructura de un cobertizo de jardín debe estar bien planificada para evitar errores posteriores. Si se cometen errores aquí, todo el proyecto puede verse afectado.

Definitivamente se debe planificar con tiempo y preparación. Además, los cimientos también difieren en términos de costos. El tipo de cimentación requerida depende del sitio de construcción, la ubicación y el tamaño de la casa.

Muchos fabricantes suelen recomendar qué subestructura de cobertizo de jardín es la más adecuada para el modelo respectivo.

El tamaño es lo que importa

Si solo se desea instalar un pequeño cobertizo para herramientas de jardín o piezas pequeñas, es más posible que no se necesite una base sólida.

El subsuelo debe estar al menos bien compactado y provisto de una capa de grava para que el agua de lluvia pueda escurrirse.

Las pequeñas coberturas de leña generalmente se mantienen solas, pero sin una base sólida existe el riesgo de que la casa simplemente se derrumbe a causa de fuertes vientos y tormentas. Así que, es mejor tener una base sencilla que al menos mantenga el cobertizo atornillado a la viga base.

Si se trata de una casa de jardín grande definitivamente necesitará una base sólida y estable. Se diferencian en precio, complejidad y resistencia. Puede elegir entre cimientos hechos de pavimento, tiras de cimiento, cimientos de hormigón robusto, cimientos de pilotes o cimientos puntuales para la casa de jardín.

¿Qué profundidad deben tener los cimientos para un cobertizo?

Tienes que excavar para cada cimiento. Sin embargo, la profundidad necesaria varía entre 15 y 80 cm y la circunferencia, según el tipo de subestructura. Si los cimientos se colocan sobre pilares, deben anclarse lo suficiente en el suelo, pero evitando que se vuelquen en el suelo. Sin embargo, una base de hormigón sólida y estable para cobertizos grandes requiere una excavación muy profunda.

Por ejemplo, para un cobertizo de jardín de más de 10 m², se necesitarán cavar hoyos de 15 cm o de 80 cm de profundidad. Por lo tanto, debe elegir cuidadosamente la base.

Tipos de cimentacion

a)  Cimentación rápida para el cobertizo hecho de losas de pavimento.

+  Tamaño: para casas de jardín pequeñas/medianas

+  Costo: barato

+  Dificultad: fácil

+  Tiempo: rápido (aprox.2 días)

+  Esfuerzo: bajo

+  Profundidad de excavación: 15-20cm

Se puede colocar una subestructura para cobertizos pequeños o casas de jardín más pequeñas a partir de losas de pavimento de forma rápida y sencilla. Estos deben tener al menos 30 x 30 cm. La capacidad de carga ronda los 90 kg/m2. De antemano, se debe excavar un área de 15-20 cm de profundidad y rellenar con grava. Esta área debe ser al menos 10 cm más grande que el área del piso del cobertizo. La capa de grava se debe compactar con un rodillo o rastrillo. Se distribuye arena o gravilla sobre esta (aprox. 3 cm) y se vuelve a compactar. Ahora distribuya las losas de pavimento y golpee, selle las juntas con arena. ¡Y listo! Ya tiene una base sólida y rápida para el cobertizo de jardín.  

b)  Base puntual / Base de pilotes

+  Tamaño: para cobertizos y pequeñas casas de jardín en superficies húmedas

+  Costo: barato

+  Dificultad: media

+  Tiempo: depende del hormigón (4-5 días)

+  Esfuerzo: medio

+  Profundidad de excavación: 10 cm + pilares (Pr x An) aprox. 60 x 20 cm

Una cimentación puntual es adecuada para terrenos inclinados o muy húmedos. Para esto, primero se deben eliminar unos 10 cm de tierra de acuerdo con el plano del piso. Dependiendo del tamaño del cobertizo, se cavan alrededor de 8 a 12 hoyos con una barrena. Estos deben tener aproximadamente 20 cm de ancho y al menos 60 cm de profundidad. Para lograr la estabilidad necesaria, la distancia entre los pilares no debe ser superior a 1 metro. Inserte tubos de plástico en el revestimiento (la altura de todos los pilares debe estar nivelada), y llene los orificios con concreto. Los huecos se rellenan con grava y piedra triturada para que el agua pueda drenar fácilmente.

Importante: Los puntos de los pilares individuales deben estar alineados con precisión con el marco del cobertizo y las vigas.

Una vez que el concreto se haya secado (aprox. 3 días), las vigas de la casa se pueden fijar con anclajes de hormigón o ganchos angulares y puede comenzar el montaje real del cobertizo.

c)  Cimentación corrida / Tiras de cimentación

+  Tamaño: para cobertizos grandes en suelo estable

+  Costo: medio

+  Dificultad: media

+  Tiempo: medio (4-5 días)

+  Esfuerzo: alto

+  Profundidad de excavación: tiras de 80 x 30 cm (Pr x An)

Una base corrida o de tira es una alternativa más fácil y rápida a una base de losa. La ventaja es que solo se necesitan pocas tiras de hormigón de aproximadamente 30 cm de ancho para soportar el peso del cobertizo.

Para empezar, debe marcar los contornos del plano en el suelo con estacas y cuerdas. Después, excave franjas de aproximadamente 30 cm de ancho y 80 cm de profundidad debajo de los muros de carga. La distancia debe ser de aproximadamente 1 m. Los marcos de madera se unen a las tiras y se apoyan con pequeños postes. Estos se deben rellenar de hormigón. Use una pala o una pieza recta de madera para nivelar. Retire el marco de madera alrededor de las tiras después de aproximadamente 5 horas, y permita que las tiras de hormigón se sequen (aproximadamente después de 3 días).

Antes de que se pueda colocar la losa del piso del cobertizo, los espacios intermedios deben cubrirse con una capa de grava de 10 cm de altura y una película de PE resistente a la humedad. Esto evitará la formación de moho debajo del cobertizo y que entre la humedad.

d) Pernos de cimentación
+  Tamaño: para todos los cobertizos, incluso en terrenos irregulares
+  Costo: barato
+  Dificultad: fácil
+  Tiempo: rápido (aprox.2 días)
+  Esfuerzo: bajo
+  Profundidad de excavación: 10 cm + agujeros para tornillos (D) aprox. de 60-90 cm

Este tipo de base para cobertizo de jardín es con el uso de pernos y está recomendado para las personas que no tienen ningún conocimiento previo. La implementación es bastante simple y rápida. Además, esta variante es particularmente económica: un tornillo puede transportar hasta 1000 kg y cuesta solo 35 EUR.

Para iniciar, primero se debe marcar el plano del cobertizo y excavar unos 10 cm de tierra y colocar una película a prueba de humedad encima. Es mejor utilizar vigas de madera bastante gruesas y estables como soportes (aprox. de 6 x 12 cm), luego usar un tornillo de cimentación cada 1,5 m. La distancia entre las vigas de cimentación debe ser de unos 80 cm para garantizar una buena estabilidad. Después de esto, atornille los pernos de cimentación a 60 - 90 cm en el suelo con la ayuda de un tubo de metal.

Importante: ¡Asegúrese de que no queden los tubos o cables sobre el suelo!

Rellene los huecos con granito o grava y nivélelos con la ayuda de un rastrillo. Atornille las vigas de madera en el perfil en U de los tornillos de cimentación para fijar en su lugar la base de cobertizo.

Importante: corte la viga con anticipación y trátela con un conservante para madera.

e) Cimentacion losa de hormigón

+  Tamaño: para cobertizos grandes en cualquier superficie

+  Costo: alto

+  Dificultad: alta

+  Tiempo: alto (6 - 8 días)

+  Esfuerzo: alto

+  Profundidad de excavación: aprox. 40 cm

Una base de hormigón es extremadamente duradera, estable y también soporta cargas pesadas y edificios. La cimentación corre debajo de todo el plano del piso y también es adecuada para suelos pantanosos o sueltos. Sin embargo, también es la opción más difícil, que lleva mucho tiempo y es relativamente cara. Pero sin duda, valdrá la pena la inversión y durará durante muchos años.

Así es como funciona: Primero, se debe excavar un área de acuerdo con el plano del piso. Debe tener unos 40 cm de profundidad y unos 5 cm más ancho que la construcción real.

Coloque un marco de madera alrededor de esta área como encofrado del hormigón y apóyelo bien con postes. Preste atención a la altura del marco de madera: la superficie debe ser horizontal y coincidir perfectamente con el plano del piso para evitar errores que ya no puedan corregirse después de verter el concreto.

Rellene una capa de 15 cm de altura con piedra triturada o grava en el pozo y haga compactar con la ayuda de un mini rodillo. Ahora se puede colocar una película a prueba de humedad para proteger del clima.

Ahora viene lo interesante: vierta aprox. 5 cm de hormigón en el encofrado. Coloque una capa de refuerzo encima, esto aumenta aún más la estabilidad de la base. Luego, rellene el resto del encofrado con hormigón y nivele con una pala o un trozo largo de madera. Después de aproximadamente 4 horas, podrá quitar la carcasa de madera y los postes. Ahora solo queda esperar. Dependiendo del clima, la base de concreto tarda alrededor de 4 días en secar por completo. Solo entonces puede comenzar la construcción del cobertizo de jardín.