Mi Carrito (0)
Enviar una consulta

Los mitos más populares sobre las cabañas de madera

Aunque actualmente son consideradas uno de los tipos de residencia más confortables, todavía existen un gran número de mitos que alrededor de las cabañas de madera. Lo curioso es que, en muchos de estos casos, los mismos resultan de suposiciones un poco descabelladas y sin demasiados fundamentos.

En ese sentido, se tiene lo siguiente: estas estructuras, si bien tienen ventajas y desventajas que son importantes de conocer a la hora de adquirir una propiedad de este estilo, es importante despejar aquella información que no es la correcta para que los compradores sepan realmente qué esperar de las mismas.

Lo cierto es que no se puede negar esa fascinación que sentimos por este tipo de estructuras, así que vale la pena explorar un poco sobre lo mitos más conocidos sobre las mismas. Quizás de esa manera, entenderás todo aquello que estas tienen para ofrecer.

Algunos de los mitos más conocidos sobre las cabañas de madera:

1. Las cabañas sólo pueden usarse como vivienda vacacional:

Por lo general, se cree que estas construcciones solo sirven como lugar para pasar unas vacaciones perfectas, pero si bien es cierto, este no es un uso exclusivo que se le puede dar. De hecho, existen diferentes formas de aprovecharlas al máximo.

Obviamente que una cabaña en las montañas es el lugar perfecto para disfrutar de una escapada de fin de semana, pero también puede ser la propiedad que necesitas para llevar una vida tranquila y alejada del caos de la rutina.

Sin embargo, también eso es quedarse corto porque hay más opciones que puedes tomar en cuenta: puedes usarla como una residencia para huéspedes, como oficina para tu equipo de trabajo o como un depósito en donde podrás organizar todo lo que necesitas para tu vivienda principal. Como habrás visto, existen tantas alternativas como desees.

2. Todos los modelos vienen en kits:

Existe otro mito interesante sobre las cabañas de este estilo y tiene que ver con que estas siempre necesitan ser ensambladas. Es obvio decir que esto es incorrecto porque la variedad de modelos y diseños abarcan todo tipo de estructuras.

Las casas y cabañas prefabricadas representan una interesante opción para quienes tienen un bolsillo ajustado. Estas, además, vienen con los materiales necesarios para el levantamiento de la obra, así que no haría falta nada más.

No obstante, como potencial propietario, también contarás con la opción de trabajar con constructores y arquitectos para hacer la vivienda que quieres, pero desde cero. Todo estará sujeto al presupuesto que tengas y a las necesidades que deseas cubrir.

3. Requieren de un mantenimiento demasiado arduo y complicado:

Hay algo que debemos admitir, cualquier estructura de madera requiere de cuidado y buen mantenimiento, así que hay que procurar prestar toda la atención posible para que los potenciales problemas no se acumulen poco a poco.

Si bien este tema puede resultar intimidante para cualquier persona, especialmente para los propietarios primerizos, el mantenimiento no debe ser visto como un problema demasiado grave de atender.

Por suerte, nos encontramos en una era en donde los avances tecnológicos son maravillosos y nos ayudan para ahorrar tiempo de manera significativa. Gracias a ello, es posible encontrar productos de las mejores calidades a nuestro alcance para que el proceso sea lo más sencillo posible. ¿Tienes dudas al respecto? Siempre podrás contar con la asesoría de expertos que te servirán de guía en situaciones como estas.

4. Están predispuestas a consumirse por el fuego:

Existe una creencia bastante generalizada que indica que las estructuras de madera son peligrosas porque son más propensas a sufrir severos daños en caso de incendio. Lo cierto es que, en la actualidad, la madera está lo suficientemente tratada como para que esto no sea un problema serio que atender.

En ese sentido, cabe hacer una acotación, sin importar el siniestro, las construcciones de madera son tan vulnerables como otros tipos de propiedades, así que lo ideal es tomar las debidas precauciones para que este aspecto no nos preocupe más de lo necesario.

5. Son más propensas a la aparición del moho:

En este caso, el mito no es tan falso después de todo. Ciertamente en la madera puede darse la aparición del mismo, así como diversidad de hongos, pero esto mismo sucede en cualquier estructura convencional. Si pasa, es posible que sea por falta de mantenimiento. Por lo tanto, si se hace el respectivo seguimiento, no hará falta preocuparse sobre este aspecto.

6. No duran por mucho tiempo:

Esta es otra de las preocupaciones de muchos propietarios y, de cierto modo, tiene sentido, puesto que cuando compramos una propiedad, lo que deseamos es que esta dure por muchos años. Pero hay buenas noticias: debido a las mejoras en tecnología y en los avances en el tratamiento de los materiales de construcción, es posible contar con una propiedad que dure por muchos años.

De hecho, para algunos expertos, la vida útil de estas casas puede rondar entre los 100 y 200 años, aunque existen casos de construcciones que se han mantenido en pie en excelentes condiciones por más de 500 años. Esto nos da a entender que esto ha sido posible gracias a varios factores como la calidad de la construcción, la madera utilizada y, por supuesto, el cuidado que se ha tenido en el mantenimiento.

7. Son demasiado costosas:

Bien, existe la creencia que una casa o cabaña bonita cuesta demasiado dinero, pero esto no es del todo cierto porque las mismas vienen en una variedad de presentaciones y modelos que pueden ser adquiridos por cualquier tipo de comprador. Este rango es interesante, puesto que significa que todo aquel que sueñe con una propiedad de este estilo, puede obtenerla sin que implique un sacrificio demasiado grande para el bolsillo.

8. Sí o sí tienen termitas y otros insectos:

Aquí vamos de nuevo con el tema del mantenimiento y la conservación de la estructura general. Una buena rutina de limpieza y de cuidados será más que suficiente como para mantener alejados a estos molestos insectos.