¿ Necesita algun consejo ? +34937379323 Abierto! Cerrado!
¿ Una llamada ? Enviar una consulta

El aislamiento a una casa de madera

Bien, lo has pensado mucho y por fin has t una decisión crucial: quieres vivir en una casa de madera, porque te resulta una opción que conjuga muy bien durabilidad, belleza, comodidad y también buen precio. Al final, obtendrás las mejores cualidades de cualquier propiedad en una sola.

Pero, entre todas las ventajas que tienen estas construcciones está el aislamiento, una característica que permite vivir cómodamente en ambientes fríos y cálidos sin inconvenientes. ¿Lo mejor? Que siempre se puede potenciar con variedad de métodos que podrás encontrar en el mercado.

¿Tienes ganas de mejorar el confort de tu casa? Entonces es momento de que consideres una serie de opciones a la hora de aplicar el aislamiento que necesitas. Encontrarás algunas alternativas interesantes en el siguiente post.

Detalles que debes tomar en cuenta:

Sí, existen un sinfín de materiales para aislamiento que pueden funcionar muy bien para tu casa, por lo que tendrás que definir cuáles son las necesidades a cubrir. En ese sentido, nunca está demás contemplar unos cuantos factores antes de hacer la instalación:

-Trata de escoger un aislamiento que sea fácil de cortar y de moldear según las formas de la estructura. De esa manera, podrás reemplazar fácilmente las partes dañadas o el aislamiento tras el desgaste.

-Existen aislamientos que son más populares que otros, pero a veces, los de mayor uso, no quiere decir que sea lo ideal para ti. Siempre es conveniente estudiar bien las características de cada una. Si tienes dudas al respecto, consultar a un experto podrá serte muy útil.

-En términos generales, existen dos tipos de aislamiento: el interno y el externo. Para algunos expertos, el interno es más barato y el más sencillo de instalar, aunque esto dependerá de las condiciones de la propiedad. En cualquier caso, ambas son alternativas que nos ayudarán a ahorrar cantidades considerables de dinero (anualmente) y mejorarán las condiciones de la estructura.

Los materiales que puedes escoger:

Tal y como mencionamos anteriormente, existen una variedad de materiales y recursos para el aislamiento que pueden funcionar tanto para el proceso interno como el externo:

-Tableros de espuma rígida: son considerados como los mejores en cuanto al aislamiento interno porque son delgados y muy prácticos de instalar.

-Lana de oveja: es un tipo de material natural que se presta para cualquier tipo de aislamiento. En la actualidad, representa uno de los más usados por su versatilidad y por la variedad de presentaciones en el mercado. ¿Otra ventaja? Dejan “transpirar” la madera, por lo que la acumulación de la humedad no será un problema.

-Celulosa: viene en planchas, por lo que solo basta con proceder con su instalación. En este caso, los expertos indican que hay que tener cuidado, sobre todo al tratarse de un aislamiento externo. Al final, se trata de un recurso interesante que puede durar entre los 10 y 20 años.

-Espuma de poliuretano: la versión convencional es aquella que se expande y resulta un material interesante para las casas de madera porque reduce la pérdida de calor hasta el mínimo. Así pues, si vives en un lugar de un clima frío intenso, esta podría ser tu mejor opción.

-Mixtura de materiales naturales: existe otro tipo de aislamiento natural que es una opción que está dando de qué hablar gracias a sus propiedades. En ese sentido, se trata de una placa hecha con aserrín, paja y arcilla, principalmente.

Elegir el método adecuado:

Ahora es cuando nos encontramos en una interesante disyuntiva: ¿cuál de los métodos de aislamiento es el mejor? Pues, existen ventajas y desventajas para cada uno, por lo que tomaremos en cuenta estos factores. Así pues, exploremos más al respecto:

Aislamiento exterior:

La clave, para los expertos, es encontrar el método que garantice mayor calidad y resultados óptimos. En ese sentido, se recomienda este tipo de aislamiento para aquellas casas que se encuentran en climas con frío extremo.

Una ventaja al respecto, tomando en cuenta lo señalado anteriormente, el colocar una capa externa, evitará que la madera quede sobreexpuesta al viento y a la nieve, protegiéndola a su vez de la potencial putrefacción que pueda sufrir. De lo contrario, se tendrá que lidiar con un entorno propicio para la aparición de insectos y de moho, enemigos principales de la madera. Por supuesto, esto también está condicionado por el material utilizado en el proceso de instalación.

Asimismo, se han encontrado otras ventajas que se pueden destacar: los trabajos se hacen mucho mejor desde afuera que dentro de la estructura, es posible controlar mejor el estado de las paredes por medio de la misma y algunas de las opciones incluso sirven como decoración para los exteriores, por lo que no tendrás por qué preocuparte por el diseño general de tu propiedad.

Sin embargo, hay un par de desventajas al respecto. Por ejemplo, no todas cumplen con un rol estético, así que es importante adecuarlas con aplicaciones adicionales. Asimismo, algunos métodos de instalación son costosos, lo que implica mayor disposición del presupuesto.

Insulation inside:

Se trata de un método que resulta más económico, por lo que es más o menos asequible para la mayoría de los propietarios que buscan una rápida solución, incluso hasta un 50% menos del costo que podría implicar la instalación del aislamiento exterior. De igual manera, algunos materiales permiten la transpirabilidad de la madera, evitando la temida proliferación de moho y plagas que puedan comprometer la estructura.

No obstante, hay que tomar en cuenta las desventajas que podamos encontrar: se estima que no es tan eficiente como el aislamiento externo, aunque depende de la estructura, implica una serie de trabajos disruptivos, lo que puede causar ciertas molestias a quienes viven en la propiedad; se corre el riesgo de sufrir las consecuencias de la humedad si el aislamiento no es debidamente cuidado. Por lo tanto, hay que prestar mucha atención al mantenimiento necesario.

El aislamiento es un recurso que puede transformar nuestro hogar en el lugar perfecto para vivir, por ello no hay que valorar las opciones, ventajas y desventajas que se nos presentan en el mercado actual.

Deja un comentario