Mi Carrito (0)
Enviar una consulta

Cosas Que Hay Que Saber Al Pintar Una Casa De Madera

De vez en cuando necesitamos remozar el exterior de nuestra casa de madera. La fachada es la parte principal, la que atrae las miradas, y dice mucho sobre el dueño de la casa. Las reformas a realizar en la casa dependen del presupuesto que hayamos asignado.

Aplicar pintura al exterior es una de las formas más habituales para rejuvenecer las casas de madera. Aquí mostramos algunos consejos útiles sobre cómo pintar la fachada y sobre los pasos importanes al preparar la superficie, los trabajos de pintura y otras ideas sobre cómo embellecer la parte frontal de la casa.

Preparación

   * Antes que nada es necesario determinar cuál es el estado del edificio. Si vamos a pintar una superficie de madera vieja, hay que quitar con un raspador la pintura antigua que se haya desprendido.  Frote la superficie gruesa con un papel de lija hasta que quede sin brillo. Después, limpie el polvo con un cepillo y cambie las partes desgastadas de la madera por otras nuevas, si es necesario.

   * Las superficies nuevas se deben impregnar previamente con un material protector contra el moho y la humedad. Esta es una tarea que hay que realizar lo antes posible. Siempre es mejor elegir una impregnación de color, porque ofrece mayor protección contra los rayos UV.

   * Si hay moho en la superficie, límpielo con una mezcla especial. Los fabricantes incluyen instrucciones sobre cómo utilizar este material de pintura que se puede encontrar en cualquier tienda de bricolaje.

   * Los clavos deben cubrirse con imprimación para metal. Los clavos oxidados deben limpiarse primero, y después se recubren con la imprimación. En cualquier caso, siempre es mejor utilizar clavos de metal inoxidable.

Recuerde que las estaciones óptimas para pintar son el final de la  primavera y el verano, porque la temperatura adecuada está entre 15º y 18º. No se recomienda pintar con luz solar directa, ni a última hora de la tarde (el rocío puede borrar el brillo de la superficie).

Pintar La Casa

Pintar sobre madera parece una tarea fácil: solo hay que agarrar la brocha, empaparla en pintura y aplicarla a las tablas. Pero las cosas no son así. Hay algunas reglas que conviene conocer:

   * Remover la pintura con un palo limpio antes de usarla (repetir la acción de vez en cuando durante todo el proceso)

   * Si no está seguro del color de la pintura, compruébelo antes sobre una superficie pequeña.

   * Se consiguen mejores resultados removiendo pintura para una sola tabla (o tronco) cada vez.

   * Las ventanas, las puertas y otras partes deben cubrirse con una cinta o similar para protegerlas de las salpicaduras.

   * Utilice solamente mezclas de buena calidad. La brocha no debe dejar cerdas desprendidas en a madera, y la pintura debe cubrir la superficie de manera uniforme.

   * Aplique la segunda mano de pintura. De esta manera, el color real se hace más visible.

   * Guarde la brocha en una bolsa de polietileno cerrada herméticamente si la va a usar al día siguiente.

 

Colores Y Combinaciones

La apariencia exterior es tan importante como la del interior, porque dice mucho sobre el dueño de la casa. Todos queremos que nuestra vivienda sea diferente a la del vecino. Ofrecemos a continuación algunos consejos útiles sobre lo que hay que tener en cuenta antes de pintar una cabaña de madera:

   * Antes de elegir el color de la pintura, ponga atención al entorno. Los alrededores ya tienen su propio color. El exterior de nuestra casa puede integrarse en el entorno o destacar claramente.

   * No se olvide del tejado, la chimenea, la cerca, las canaletas, las barandillas, los marcos de las ventanas, las puertas y otros elementos visibles. Se puede buscar un aspecto uniforme, o simplemente resaltar los detalles.

   * Si su cabaña de madera tiene una arquitectura singular, los distintos volúmenes de la  construcción pueden contar con materiales y colores diferentes. El primer y segundo piso, el pedestal, o la pendiente del tejado se pueden separar con diferentes tonalidades. De esta manera se resalta la horizontalidad de la fachada (reduciéndola o ampliándola). El exterior de la casa se puede dividir de forma gráfica o mediante colores, sin tomar como referencia una solución arquitectónica, pero los medios de expresión deben utilizarse siempre de forma racional.

   * La armonía cromática no consiste solo en encontrar tonalidades similares. Los colores se pueden combinar de forma sutil o por contraste. El verde quiere estar cerca del amarillo y del azul porque son colores “vecinos” en el espectro cromático. El azul y el naranja, el amarillo y el morado, o el rojo y el verde, combinan por contraste. Los colores opuestos se resaltan entre sí y se hacen más llamativos.  

  * Hay muchos colores que se acoplan estrechamente entre sí. Algunos colores no solo se mezclan con otros, sino que tienen muchas gradaciones de intensidad. Los colores acromáticos como el negro, el blanco y varios tonos de gris, deben ser mencionados también. Este grupo de colores es la mezcla que mejor encaja con otros tintes de toda la gama cromática.

   * La intensidad del color viene determinada por la textura del material. Cada tipo de madera tiene su propio color natural y su patrón de anillos del árbol. La textura se añade durante el proceso. Si la superficie es rugosa, el color será más oscuro. Una superficie muy lisa puede tener un aspecto brillante.

Una vez que conocemos todos estos pasos, podemos buscar ideas de diseño que nos gusten. La cabaña de madera debe ser repintada cada 4-5 años, así que siempre surge la posibilidad de darle un lavado de cara a la vivienda. Una cabaña de madera preparada y pintada adecuadamente no solo es bonita: es también una construcción de larga duración, con una vida útil de más de cien años.