¿ Necesita algun consejo ? +34937379323 Abierto! Cerrado!
¿ Una llamada ? Enviar una consulta

Sistema de tuberías de lluvia en una cabaña de madera: algunas cosas que debe saber

Entre todos los detalles que debes prestar atención en tu cabaña de madera, está uno de gran importancia: el sistema de tuberías para la lluvia. De hecho, esta estructura es la que permitirá la recolección del agua para llevarla a un determinado punto, con el fin de evitar daños a la propiedad.

Ahora bien, como se trata de un elemento fundamental para tu hogar, tienes que pensar en unos aspectos en cuanto a la instalación y el aprovechamiento de los residuos de agua. Hay opciones que siempre puedes contemplar para tu beneficio.

Entonces, ¿qué es lo que se debe tener en cuenta para tener un buen sistema para el hogar? Bien, en el siguiente post hablaremos sobre ciertas consideraciones que podrás aplicar y así mantener el orden que necesitas.

Algunas cosas que debes saber sobre el sistema de tuberías para lluvia:

1. No escatimes en los accesorios necesarios:

La mayoría de los sistemas de tuberías son relativamente iguales, es decir, bordean parte de la estructura de la cabaña de madera hasta llegar a un depósito el cual, por cierto, casi siempre está bajo tierra o en un lugar apartado de la vivienda principal.

Si bien es una de las formas más prácticas y comunes de instalación, también hay que prestar atención a ciertos detalles para evitar la proliferación de mosquitos y plagas. Para ello, opta por la integración de filtros, así como pantallas, los cuales serán los accesorios que complementarán tu sistema.

En este punto, cabe destacar que en el caso de los filtros y pantallas es recomendable que sean de metal no corrosivo y con aberturas no sea mayor a 1mm de diámetro. De esa manera, será posible mantener las plagas y residuos a raya.

2. Drena las tuberías cada cierto tiempo:

Durante las lluvias, el agua no es lo único que correrá por tu sistema, de hecho, habrá presencia de otros elementos orgánicos como hojas secas y ramitas. Debido a ello, se está propenso a la fermentación que produce ese distintivo olor a huevo podrido que resulta tan molesto.

Ahora bien, si no se limpian las tuberías con frecuencia, se corre el riesgo de contaminar el agua que ya se está almacenada en los tanques y que, por ende, ya no podrá ser usada. Entonces, se recomienda hacer una limpieza especial tras la lluvia a través de sistemas de drenajes automáticos o manuales.

3. Escoge el mejor material posible:

En el caso de las construcciones de madera, siempre es importante considerar el material del sistema de tuberías que se quiere instalar para que no se presenten contratiempos. En ese sentido, existen diversidad de opciones en el mercado como, por ejemplo, el plástico y la madera, el aluminio y hasta el hierro.

El principal inconveniente con el plástico es que, a pesar de ser más económico, se deteriorará más rápido, lo que desencadenará más gastos. Los expertos suelen recomendar el aluminio por su versatilidad, practicidad y durabilidad. No obstante, y ante alguna duda, siempre puedes asesorarte con los expertos.

4. Haz las preguntas pertinentes:

Si quieres instalar un sistema como este, es importante que te plantees las preguntas pertinentes al caso y que, además, cuentes con la asesoría y consejos de quienes saben de la materia. Eso se debe, principalmente, porque es seguro que debas apegarte a una serie de normativas y estatutos de construcción.

5. Acondiciona el lugar para los tanques que reciben el agua:

Hemos hablado mucho de las tuberías y los materiales de los mismos, pero parte importante del sistema también son los tanques receptores de agua. De hecho, estos garantizarán el resguardo del material del que podrás disponer en el futuro.

Lo cierto es que se necesita de un espacio determinado para el resguardo de los tanques, el mismo debe ser un lugar limpio, seco y apartado de la residencia principal. En ese sentido, la mayoría de los propietarios optan por un sótano o una habitación especial en los exteriores de la casa.

6. Otra opción: cisternas en el techo:

Aunque la modalidad de tanques subterráneos es uno de los más populares, hay propietarios que prefieren acondicionar el sistema para en el techo. La razón es que permite una acumulación más óptima del agua, sin contaminantes potenciales.

Si bien este sistema puede ser más conveniente y cómodo, es importante dejar en claro que es importante acondicionar el techo y asegurarse que este pueda soportar el peso del agua que pueda acumularse.

7. No te olvides de la limpieza de los tanques:

El cuidado de la limpieza y el mantenimiento en general es otro factor que no debes dejar de lado. Así que tendrás que establecer un tipo de rutina que te funcione al respecto lo mejor posible.

Pero, hablando en materia, los tanques también requieren atención, sobre todo porque es fácil que se acumulen todo tipo de sedimentos en las paredes, así como en el fondo de los mismos. Para evitarlo, prepara una solución de agua y cloro.

Es importante no olvidar hacer la correspondiente limpieza en un área en donde cuentes con ventilación para evitar intoxicaciones con los gases del material desinfectante.

Luego de una primera fase, enjuaga las cisternas tantas veces como sea necesario, con el fin de eliminar todo rastro de cloro. Asimismo, es importante mencionar que como se trata de un paso importante que debes integrar en las actividades de limpieza de tu casa, es vital que no olvides hacer este procedimiento, al menos, una vez a la semana. Ya verás que la frecuencia de la misma, harán que los trabajos sean mucho más rápidos y llevaderos de realizar.

Estos aspectos que mencionamos anteriormente, nos demuestran un punto importante: tienes la oportunidad de aprovechar al máximo los recursos naturales que tienes en casa para así utilizar lo que tienes a mano y según lo que creas más conveniente. ¿Lo mejor? Incluso hasta podrías ahorrarte una importante cantidad de dinero en tus próximos recibos. ¡Sin duda, una noticia más que estupenda!

Deja un comentario