¿ Necesita algun consejo ? +34937379323 Abierto! Cerrado!
¿ Una llamada ? Enviar una consulta

Diferentes estructuras de jardín y cómo escoger la perfecta para tus exteriores

Un perfecto complemento de tu cabaña de madera es una estructura de jardín que le dará ese toque especial que buscas para tus exteriores. Sin importar si la usas para guardar tus herramientas, o para recibir a tus amigos, hay opciones increíbles que se ajustarán a tus necesidades.

Lo cierto es que el jardín es un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza, sin importar la época del año. Así que es interesante pensar en una construcción que nos invite a pasar tiempo en los alrededores, o simplemente para deleitarnos con el paisaje.

Es este punto en donde se nos presenta una variedad interesante de estructuras que, en cierto punto, nos puede dificultar ligeramente el escoger cuál es la mejor opción. Es por ello que, a continuación, hablaremos de las más comunes y compartiremos cómo escoger la mejor para ti.

Tipos de estructuras para jardín:

1. Pérgola:

Es una estructura de manera independiente que se sostiene por columnas. En ciertos casos, es usada para brindar sombra en una parte de la vivienda o como resguardo principal para vehículos y herramientas.

2. Cobertura de patio:

Para algunos expertos, se trata de una especie de extensión de la casa que sirve para cubrir parte del jardín. Incluso, también se le considera como una versión de terraza. Lo cierto es que esta cobertura es pequeña y más abierta que una pérgola.

3. Cabaña hecha de madera:

Por lo general, se piensa que se trata de una estructura más grande, pero también existen versiones más pequeñas según las dimensiones disponibles del jardín. En ese sentido, las cabañas de este estilo ofrecen un aspecto rústico, tradicional e íntimo que puede ir muy bien como taller, casa de veraneo o lugar para recibir visitas.

4. Casetas de jardín:

Se estiman que son los modelos más comunes en las casas, puesto que son construcciones versátiles que se prestan para disponer de ellas según las necesidades de cualquier propietario.

Las casetas de jardín no sólo son ideales para el resguardo de las herramientas, sino que también pueden ser destinadas para espacios para jugar, talleres para trabajar e, incluso, oficinas. Así que se trata de una estructura interesante a tomar en cuenta.

¿Lo mejor de todo? Están en todos los formatos, desde los más pequeños con dimensiones discretas, hasta los de mayor tamaño. Existe una impresionante variedad.

5. Mirador:

Estructura conformada por un techo octogonal apoyado por columnas. Es uno de los modelos consentidos, puesto que es una construcción fuerte y estéticamente placentera de ver.

Cabe mencionar que se le suele confundir con las pérgolas porque tienen ciertas similitudes con estas, sobre todo en cuanto a ser una estructura abierta. Sin embargo, la gran diferencia es en la forma geométrica del mirador.

6. Invernadero:

Se trata de una construcción destinada específicamente para el cuidado de las plantas y/o vegetales. Por lo tanto, lo hace el lugar perfecto para trabajar con vegetación exótica o para quienes están dispuestos a sembrar y cosechar parte de la comida que consumen.

Lo vital en este caso es que hay que considerar que la instalación debe estar cerca de la fuente de agua y de luz, y su ubicación debe ser la ideal para que incida la correcta cantidad de luz natural.

7. Garajes de madera:

Es otro complemento de las cabañas de madera y resulta sumamente útil para el resguardo de los vehículos, así como de las herramientas que se tienen para trabajar en el jardín, y hasta como área de trabajo. Lo cierto es que, en cualquier caso, los garajes son otra gran opción para tener en tu jardín.

8. Casas de verano:

Por lo general, su tamaño es más grande que las casetas de jardín porque están destinadas como puntos para el disfrute de los espacios exteriores. También vienen en una gran variedad de modelos y precios, lo cual las hace atractivas para todo tipo de bolsillo.

Lo genial de estas casas es que cuentan con los espacios necesarios para disfrutar de las vacaciones de manera cómoda y agradable. Ventanas sencillas y puertas prácticas para facilitar la entrada de tus amigos y familia, son más que ideales.

El mayor atractivo de las estructuras de este tipo, es que se aprovecha el uso del espacio al máximo y, en términos generales, no requieren de permisos para el proceso de levantamiento de la estructura. Así que son fáciles de planificar y de construir.

Ahora bien, ¿cómo escoger el mejor modelo para ti?:

Siempre resulta conveniente tener un acercamiento sobre cuáles son aquellas estructuras que están disponibles para el jardín. Por lo tanto, sólo bastará con saber algunos consejos para escoger sabiamente el modelo más conveniente:

-Familiarizarse con las normativas en tu localidad es esencial para que evites inconvenientes al momento de comenzar con los trabajos. Por lo general, como se tratan de estructuras simples y no muy grandes, estas no requieren de una permisología, pero si piensas acondicionar la estructura como una habitación extra, es importante que hagas las respectivas averiguaciones.

-El espacio que tengas en tu jardín también será pieza clave en el proceso de decisión. Si cuentas con un perímetro pequeño, lo ideal es que instales una estructura no muy grande, porque si no tu espacio se verá abarrotado. Por lo tanto, asegúrate de tener las mediciones correctas para que no te lleves sorpresas desagradables que puedan desajustar tu presupuesto en el último minuto.

-Una construcción de este estilo también tiene que complementarse bien con el resto de la cabaña. ¿Cuál es el objetivo? Bien, proporcionar un aspecto coherente, limpio y visualmente atractivo desde una perspectiva general. Por suerte, todos los modelos que hemos mencionado anteriormente, cuentan con un amplio repertorio de diseños que se acoplarán muy bien a tus gustos personales.

-Finalmente, se encuentra el propósito que perseguimos con nuestra estructura de jardín. En casi todas las opciones que te mostramos anteriormente, hay modelos que permiten el uso versátil según lo que quieras. Una caseta de jardín la puedes destinar como un invernadero, y un garaje de madera tiene el suficiente potencial para convertirse en todo lo que desees. ¡No hay límites!

Deja un comentario