¿ Necesita algun consejo ? +34937379323 Abierto! Cerrado!
¿ Una llamada ? Enviar una consulta

Cosas A Tener En Cuenta Antes De Instalar El Sistema De Calefacción De Una Casa De Madera

En las zonas donde las bajas temperaturas hacen que no  apetezca salir de la cama en todo el día, debemos plantearnos diferentes formas de añadir calor a la casa de madera, para hacerla más acogedora y confortable. Aunque las casas de madera son famosas por su eficiencia energética, la instalación de un sistema de calefacción eficiente es de vital importancia.

En este artículo analizaremos los diferentes tipos de sistemas de calefacción, y los factores específicos que se deben tener en cuenta al instalarlo  en una casa de madera.

Los Diferentes Sistemas De Calefacción Y Los Aspectos A Considerar En Su Instalación:

Sistema De Calefacción Por Suelo Radiante:

Este sistema resulta realmente eficaz para calentar todas las zonas de su casa de madera. Es una forma excelente de ahorrar energía, porque el aire no necesita recorrer la casa por medio de conductos. Con lo cual, el suelo radiante supone un ahorro indudable en las facturas por consumo de energía. Los sistemas de calefacción de suelos radiantes también son ideales para los miembros de la familia que sufren de alergias. Al no haber polvo ni polen flotando en el interior de la casa, los agentes alérgenos desaparecen. La calefacción de suelo funciona especialmente bien en casas de madera, ya que distribuyen el calor de forma homogénea por todo el espacio. En general, las cabañas de madera tienden a ser más cálidas en las habitaciones orientadas al sur, mientras que las habitaciones orientadas al norte permanecen más frías, ya que apenas les llega la luz del sol. En cambio, al instalar un sistema de calefacción por suelo radiante, tanto las habitaciones que dan al norte y como las que dan al sur mantienen una temperatura uniforme, ya que el calor que se irradia desde los suelos se deja sentir en toda la casa. Si la vivienda está construida con pino blanco occidental (Pinus monticola), la instalación del sistema de calefacción radiante le ayudará a calentar la casa de forma más eficiente, ya que este tipo de madera almacena bien el calor y lo irradia desde las paredes. Además, estos sistemas de calefacción funcionan de forma silenciosa, para disfrutar de un ambiente apacible.

Chimeneas De Gas Natural:

La chimenea de gas natural es otra forma eficaz de calentar una casa de madera. Además, es uno de los métodos más populares y tradicionales para crear un ambiente acogedor en las cabañas de madera residenciales. En las noches de invierno, no hay nada más relajante que acurrucarse junto a los seres queridos  - o en soledad con un buen libro - en torno a la chimenea. La chimenea de gas natural puede ayudarle a disfrutar también de un hogar ecológico, y ahorrando dinero. A diferencia de las chimeneas de leña, la de gas natural puede proporcionar calor de forma continua. Se sorprenderá al comprobar que el gas le puede ahorrar hasta un 25% en las facturas de consumo de energía. Además, las chimeneas de gas natural son más seguras y más sencillas de manejar. Un método popular que se utiliza habitualmente para calentar las casas de madera residenciales consiste en disponer de dos chimeneas, espalda con espalda, usando el mismo fuego en dos habitaciones diferentes. Mediante este sistema se pueden calentar fácilmente hasta cuatro habitaciones. Sin embargo, las habitaciones sin chimenea pueden necesitar una fuente de calor adicional durante los meses más fríos. Especialmente en los climas más gélidos, las casas de madera con chimenea están equipadas con un sistema adicional de aire forzado,  o con un calefactor de suelo radiante.

Estufas De Leña:

Esta es una de las opciones de calefacción más frecuentes entre los propietarios de casas de madera cuando están situadas en áreas donde la leña es abundante. Las estufas de leña pueden calentar eficazmente las cabañas de madera más pequeñas, las de uno o dos espacios. Pero las cabañas de tamaño familiar, especialmente las que se encuentran en climas más fríos, necesitan un sistema de refuerzo. Una práctica habitual es la de utilizar una estufa de leña y suelos radiantes para distribuir el calor de manera uniforme. También constituyen un sistema de refuerzo ideal para prácticamente cualquier tipo de calefacción, incluidos los hornos de convección. Antes de instalar nada, es importante decidir entre instalar una estufa con su tubo extractor o instalar una chimenea, y en qué parte van a estar ubicadas. Si ya tiene una chimenea instalada, es probable que pueda adaptarla para que funcione con su estufa de leña. El diseño de la cabaña de madera con la chimenea en el centro facilita una mejor distribución del calor. Con una chimenea ubicada en el centro y una casa de madera bien diseñada, es posible calentar de forma eficaz una cabaña de tres habitaciones. Por otro lado, si va a instalar un tubo extractor en lugar de una chimenea, el mejor método para  aprovechar el calor es hacer que el tubo tenga continuidad por arriba a través del techo, porque el propio conducto irradia una buena cantidad de calor por sí mismo.

Calefacción Geotérmica:

Esta es la opción habitual de muchos propietarios de casas de madera, debido a su atractivo ecológico. Hoy en día, cada vez más gente se toma en serio el medio ambiente a la hora de decidirse por un sistema de calefacción. En estos casos, los sistemas de calefacción geotérmicos son una opción ideal, y además son muy rentables. Hay dos tipos principales de calentamiento geotérmico, y en ambos casos es necesario un extenso sistema de tuberías en el exterior de a casa. Ambos tipos se instalan bajo tierra, pero uno de ellos se instala verticalmente en la tierra, y el otro se instala horizontalmente en una zanja. Las bombas de calor geotérmicas utilizan decenas de metros de tubería en el transporte del agua necesaria para su funcionamiento. La instalación de ese tubo en un hoyo vertical es mucho más sencilla. Es un método que instala la tubería con un diseño de curva en forma de codo, de manera que el aire baja y vuelve a subir. El método vertical es superior a cualquier tipo de tipo de instalación horizontal cuando se trata de valorar la eficiencia de la calefacción.

Al Elegir Un Sistema De Calefacción Para Su Casa De Madera, Le Conviene Tener En Cuenta Además Estos Factores:

   * La edad de la casa.

   * Las dimensiones de la casa.

   * ¿Cuánto está dispuesto a gastar en la instalación?

   * ¿Su casa está aislada adecuadamente?

   * ¿Cuánto tiempo de uso requiere la calefacción?

   * ¿Va a necesitar la calefacción toda la noche, o solo a ciertas horas?

   * ¿Qué nivel de sostenibilidad ambiental quiere para su calefacción?

   * ¿Qué rentabilidad necesita obtener?

   * ¿Qué importancia debe tener la sencillez del funcionamiento y del mantenimiento  del sistema de calefacción?

   * ¿Qué nivel de seguridad desea?

Recuerde siempre que el sistema de calefacción elegido debería mantener su casa de madera con un ambiente acogedor, y ayudarle a ahorrar en las facturas de consumo de energía.

Deja un comentario