¿ Necesita algun consejo ? +34937379323 Abierto! Cerrado!
¿ Una llamada ? Enviar una consulta

¿Cómo construir un sauna en una casa de madera?

Los saunas de madera son de esos espacios en donde se puede disfrutar de un buen momento de relajación, entre los placenteros vapores y la privacidad. Por lo tanto, si eres de quienes están buscando un buen lugar para pasarla bien, esta es una gran opción para ti.

Como se trata de un espacio que muchos propietarios están integrando en sus casas, es natural contemplar la idea de instalarlo, sobre todo si tienes una casa de madera. ¿Qué se debe tomar en cuenta para lograrlo? ¿Qué implicaciones hay que considerar al respecto?

Como cualquier tipo de construcción, siempre hay que tomar en cuenta una serie de elementos para que puedas disfrutar, cuanto antes, tu añorada sauna de madera.

¿Interesado en las saunas de madera? Esto es lo que necesitas saber en cuanto su construcción:

Los saunas son pequeños espacios que sirven para relajarnos tras una larga jornada, para aliviar alguna dolencia o para complementar una rutina de ejercicios. Por lo que, además, son lugares versátiles que tanto tú como los miembros de tu familia sabrán disfrutar.

Por si fuera poco, y aunque parezca difícil de creer, si se siguen los pasos correctos, es posible proceder a la instalación del sauna de madera sin mayor problema. Es por ello que te compartimos algunas recomendaciones antes de tomar esta importante decisión.

1. Decide el lugar en donde construirás el sauna:

Una de las ventajas claras de estar en una casa de madera es que tienes la posibilidad de expandir y mejorar la propiedad tanto como desees, y esto mismo se extiende a la idea que construir un sauna de este mismo material.

Lo importante en este caso es determinar con cuidado cuál es el mejor espacio para hacerlo, siempre y cuando se cuente con el acceso suficiente a las instalaciones eléctricas, de gas y también las tuberías de agua.

Los saunas de madera necesitan de un sistema de tuberías que permitan el buen funcionamiento de los aparatos que deberás instalar posteriormente. Así que asegúrate de tener todo lo necesario.

2. No olvides el calor:

Un sauna cuenta con un ambiente cálido, y es en este punto en donde deberás tomar una decisión importante en cuanto al sistema de calefacción con el cual contará el espacio. En ese sentido, te explicamos sobre las dos opciones a considerar:

-Calefacción por infrarrojos: es uno de los sistemas más utilizados en los saunas, el cual genera un calor radiante. Para instalarlo, es necesario crear espacio suficiente en la estructura.

-Calefacción por rocas de lava: quizás hayas visto en alguna película cuando un personaje aplica un poco de agua sobre rocas calientes, de las cuales se desprende vapor. Ese es el efecto que tendrás si te decides por este método de calefacción para tu sauna de madera.

Pero, para que esto suceda, es necesario construir un espacio cerca de un horno, para que las rocas puedan calentarse y que estén listas para usar.

3. Escoge bien los materiales:

Por supuesto que el mejor material para hacer tu sauna en casa es la madera. ¿La razón? Este material es un aislante natural que permitirá mantener la temperatura interna por mucho más tiempo y eso, sobre todo, es lo que se quiere lograr.

Lo interesante sobre este punto es el tipo de madera a escoger. Por lo general, es el cedro debido a que es resistente a los cambios de altas temperaturas, sin que la estructura pierda de la forma. Esto mismo también tienes que considerarlo en cuanto al resto de tu casa, sobre todo si no quieres perder la armonía que has logrado en cuanto al diseño.

Si te preocupa esto en particular, pintar o barnizar la madera de un determinado color, podrá resultar de gran ayuda para que todo compagine como debe ser.

4. Construye una buena estructura:

Como es lo natural, es necesario hacer una buena estructura para instalar el sauna. Para lograrlo, podrás ayudarte de tablas y tablones de diferentes tamaños, según las dimensiones que tenga la construcción.

En este punto es importante señalar que hay que dejar espacio para varias cosas: permitir el flujo de la ventilación, tanto en el suelo como en el techo; y para la colocación de los bancos de madera y ventanas (en caso de que estuvieran incluidas).

5. Apóyate en la fibra de vidrio:

Según expertos en saunas de madera, la fibra de vidrio es un material que irá a tu rescate al momento de la construcción.

Esto se debe por lo siguiente, si no quieres que la humedad se escape por los espacios y el sauna pierda la consistencia de la temperatura, entonces es necesario recubrir la estructura con la fibra de vidrio. Además, también evitará que el resto de la casa entre en contacto con ese agente que podría dañar los lugares que estén expuestos.

6. El suelo también es importante:

En el caso de las saunas de madera, todos los detalles son de suma importancia para que se logre el lugar ideal para relajarse por un buen rato. En este sentido, el suelo también es otro de los protagonistas de los trabajos que se deben realizar.

Se recomienda hacer dos capas: una hecha por cerámica o azulejos, la cual estará encima de la calefacción. Esto permitirá que se genere y mantenga el calor ideal. La segunda estructura estará hecha por tablones sueltos de madera. ¿La razón? Será mucho más fácil de remover a la hora de limpiar ambos armazones.

7. Los accesorios le darán el toque especial a tu sauna:

Dicen que la belleza se encuentra en los detalles y eso no es muy diferente en el caso del sauna. Para darle el toque final de tu nuevo espacio favorito, no debes olvidar integrar una serie de accesorios interesantes. Entre ellos están: balde de madera, bancos, respaldares reversibles –que sean fáciles de desmontar-, cucharón e iluminación.

Cada uno de estos elementos le agregarán personalidad y calidez a esta estructura que quedará integrada a tu hogar. Te recomendamos que te atrevas un poco con colores y diseños para que puedas expresar tu gusto e individualidad en cada rincón.

Deja un comentario